¿PARA QUÉ ESTAMOS?

¡PARA QUÉ, un gran comienzo!

….algunos estamos de vuelta, otros seguimos y seguro que alguien se irá en breve…. en cualquier caso me apetece mucho empezar esta etapa con una práctica brújula que me conecta con el sentido de lo que hago, una especie de varita mágica que ordena “todo lo que toca”.

Esta maravilla dialéctica me ayuda ante dudas, decisiones, conversaciones donde parece que no me entiendo con el otro…. y consiste en preguntarme EL SENTIDO DE LO QUE ESTOY/ ESTÁ  HACIENDO/ DICIENDO, es decir, preguntarme, “¿para qué? ¿qué utilidad / sentido tiene?

En lo profesional uno de los “para qué” clave es la Misión de nuestro trabajo, es decir, el fin último para el que estamos aquí.

Tener clara cuál es nuestra Misión nos orienta a la hora de priorizar qué es más o menos importante, nos ayuda a fijar los criterios para tomar una decisión, a valorar qué podríamos mejorar y en qué podríamos ser más eficientes, por ejemplo, para reducir costes evitando tareas que quizá por burocracia, “creer que quedamos bien con el cliente”  (¡a veces creo que consideramos a los clientes como extraterrrestres, como si pensaran de forma opuesta a nosotros!) o por otros motivos seguimos haciendo aunque supongan mayores gastos en tiempo y dinero….

 ¿Sabes cuál es tu Misión? ¿Te gusta, es coherente con tus valores personales? ¿Explicamos esta guía fundamental a las personas que se incorporan a nuestra organización? (seguro que si hacéis esta pregunta a vuestros compañeros, ¡las respuestas os sorprenderán!).

 Además de este para qué general, otros que descubren “como por arte de magia” el objetivo que tenemos en común con los demás y así nos ayudan a llegar de forma más colaborativa a acuerdos con ellos son las preguntas sobre “¿para qué decimos/dicen?” en conversaciones donde queremos llegar a un punto en común; esta pregunta nos da luz para entender las motivaciones de las personas y así conocer si estamos orientados hacia el mismo fin. ¿Para qué me hace esta pregunta? ¿qué le preocupa o motiva? (siempre la pregunta “para qué” tiene un fin positivo, constructivo, y no defensivo a modo de desconfianza de los demás).

Así que en esta no-vuelta, como el no cumpleaños de Alicia, os animo a preguntaros ¿para qué estoy haciendo esto hoy? ¿tiene sentido para mi? ¿para qué me piden esto? ¿qué necesita esta persona? Por supuesto, cuando hablamos de entornos organizativos, siempre con el objetivo de buscar el interés común, dado que, ¿a quiénes interesa que el resultado sea el mejor posible?. Espero que en vuestra cabeza aparezca sin lugar a dudas las palabras: ¡A TODOS!.

Anuncios

¿qué opinas?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s